Prepárese para sus necesidades financieras

Sus beneficios de Seguro Social son la fundación en la que puede establecer una jubilación segura. Los tres elementos más importantes de su portafolio de jubilación son:

  • Beneficios de pensiones,
  • Ahorros e inversiones, y
  • Beneficios de Seguro Social.s

La mayoría de los consejeros financieros dicen que necesitará alrededor de 70 por ciento de sus ganancias antes de jubilarse para mantener cómodamente su estándar de vida como antes de la jubilación. Si tiene ganancias promedio, sus beneficios de Seguro Social por jubilación reemplazarán solamente un 40 por ciento. El porcentaje es menor para las personas con ingresos más altos y más alto para las personas con ingresos bajos. Necesitará suplementar sus beneficios con una pensión, ahorros o inversiones.

Para ayudarle a planificar para su jubilación, nuestro sitio de Internet incluye:

Nuestro sitio de Internet también incluye un Planificador de beneficios para ayudarle en caso de una incapacidad o pérdida del trabajador asalariado de su familia.

Factores que pueden afectar sus beneficios por jubilación

La cantidad de su beneficio se basa en el promedio de sus ganancias durante la mayor parte de su carrera de trabajo. Ganancias vitalicias más altas resultan en beneficios más altos. Si tiene algunos años sin ganancias o ganancias bajas, la cantidad de su beneficio podría ser más baja que si hubiera trabajado continuamente.

La cantidad de su beneficio también puede ser afectada por su edad en el momento en que comienza a recibir beneficios. Si comienza sus beneficios por jubilación a los 62 años de edad (la edad de jubilación más temprana posible), su beneficio será menos que si espera hasta su plena edad de jubilación.  Si comienza sus beneficios por jubilación después de su plena edad de jubilación, el beneficio mensual puede ser más alto debido a créditos de jubilación demorada.  

Si trabaja por cuenta propia

Las personas que trabajan por cuenta propia tienen que informar sus ganancias y pagar los impuestos directamente al Servicio de Impuestos Internos (IRS, siglas en inglés). Usted trabaja por cuenta propia si maneja un oficio, negocio o profesión, ya sea por sí mismo o como socio.

Tiene que informar sus ganancias para Seguro Social cuando presenta su declaración federal de impuestos. Si sus ganancias netas son más de $400 en un año, tiene que informar sus ganancias en un Anexo SE del IRS para propósitos del Seguro Social, además de los otros formularios que tiene que presentar.

Si trabaja para el gobierno federal, estatal o municipal

Si trabaja para un gobierno federal, estatal o municipal donde no paga impuestos de Seguro Social, la pensión que reciba de esa agencia puede reducir cualquier beneficio de Seguro Social al que tenga derecho. Hay dos factores que pueden reducir sus beneficios.

  • El primer factor afecta la manera en que se calculan sus beneficios de Seguro Social por jubilación o incapacidad. Nuestra hoja informativa, Eliminación de ventaja imprevista, provee respuestas a preguntas que pueda tener sobre esta provisión.

  • El segundo factor afecta los beneficios de Seguro Social que recibe como cónyuge o viuda/viudo. Nuestra hoja informativa, Ajuste por pensión del gobierno, provee respuestas a preguntas que pueda tener sobre esta provisión.

Puede obtener más información en nuestro sitio de Internet para empleados del gobierno federal, estatal y municipal.

Si trabaja fuera de los Estados Unidos

Si trabaja fuera de los Estados Unidos (EE. UU.) para una compañía americana o, en algunos casos, una compañía afiliada de una compañía americana, es posible que usted y su empleador tengan que pagar impuestos de Seguro Social sobre las mismas ganancias para ambos, los EE. UU. y el país extranjero. Pero, si trabaja en uno de los países con acuerdos mostrados en nuestra hoja informativa, How International Agreements Can Help You*:

  • Su cobertura de Seguro Social será asignada ya sea a los EE. UU. o al país extranjero, y

  • Usted y su empleador no tienen que pagar impuestos a ambos países.

Puede obtener más información acerca del trabajo fuera de los Estados Unidos en nuestro sitio de Internet títulado Programas Internacionales*.

Prepárese para sus necesidades médicas

Medicare es un plan de seguro de salud para personas mayores de 65 años de edad y personas quienes están incapacitadas o tienen un fallo permanente del riñón. Medicare tiene tres partes— seguro de hospital, seguro médico y cobertura de medicamentos recetados. La mayoría de las personas tienen las tres partes.

  • Seguro de hospital, a veces llamado Parte A, cubre el cuidado de paciente hospitalizado y ciertos cuidados de seguimiento. Usted ya pagó por éste como parte de sus impuestos de Seguro Social mientras estaba trabajando.

  • Seguro médico, a veces llamado Parte B, paga por los servicios de doctores y algunos otros servicios que no están cubiertos por el seguro de hospital. El seguro médico es opcional, y tiene que pagar primas mensuales.

  • Cobertura de medicamentos recetados, a veces llamado Parte D, paga por sus medicamentos recetados. La cobertura de medicamentos recetados es opcional, y tiene que pagar primas mensuales. Sin embargo, también podría obtener un Beneficio Adicional para ayudar a pagar las primas mensuales, deducibles anuales y copagos de medicamentos.

Si ya está recibiendo beneficios de Seguro Social cuando cumpla 65 años de edad, su Medicare (Parte A) comienza automáticamente. Si no está recibiendo Seguro Social, debe inscribirse para Medicare cerca de su cumpleaños de 65 años, aún si no está listo para jubilarse.

Para informarse mejor, lea nuestra publicación Medicare.

Si recibe beneficios por incapacidad o de sobrevivientes cuando solicita para jubilación

Si ya está recibiendo beneficios cuando cumpla su plena edad de jubilación, nada cambiará, excepto que sus beneficios se llamaran beneficios por jubilación en vez de beneficios por incapacidad.

Si está recibiendo beneficios para sobrevivientes y también tiene derecho a sus propios beneficios por jubilación más altos, puede cambiar de beneficios para sobrevivientes a beneficios por jubilación tan temprano como a los 62 años de edad o tan tarde como a los 70 años de edad. (En muchos casos, las viudas/viudos comienzan a recibir un beneficio a una tasa reducida y cambian al otro beneficio a una tasa que no es reducida en su plena edad de jubilación.) Sin embargo, si cambia, se le pagará solamente el beneficio más alto de los dos, no ambos.