Los pagos de pensiones, anualidades ,intereses o dividendos de sus ahorros e inversiones no se consideran ganancias para propósito del Seguro Social.

Solo sus ingresos devengados--es decir, su salario o el ingreso neto de un empleo por cuenta propia está cubierto por el Seguro Social.

Es posible que deba pagar contribuciones sobre los ingresos de pensiones, anualidades, intereses o dividendos, pero no para fines del Seguro Social. Este tipo de ingresos tampoco figura en su registro del Seguro Social.